domingo, 24 de mayo de 2015

Amor de hortelano

Muchas son las hierbas con nombres curiosos, pero en el caso del amor de hortelano, su nombre va acompañado de muchas y variadas historias que perdieron su origen en el paso del tiempo, que le dan apoyo al nombre.

amor de hortelano

Su nombre latino es galium aparine, y además de amor de hortelano, en muchos sitios se conoce por otros curiosos nombres, como lapa, azotalenguas o galio.

Una de las teorías de su nombre, es que se llama amor de hortelano debido a que antiguamente los hortelanos las utilizaban para purgarse. Ya que se creía, que con sus hojas llenas de pequeños ganchos, cuan cinta de velcro, limpiarían perfectamente los intestinos a su paso. Estas propiedades y otras muchas están documentadas en antiguos libros de medicina, que corroboran, que aparte de este uso, tradicionalmente servían para otras muchas dolencias.
Su cultivo es muy sencillo, consiste en conseguir unas pocas semillas y dejarlas en donde queramos que salgan. Su crecimiento será rápido y enseguida cubrirán el espacio en donde estén. Es por ello que se consideran en muchos lugares como mala hierba, pero en si, aunque ocupe mucho, no representa problema alguno para nuestras hortalizas.

las hojas vistas de cerca

Otra posibilidad esque se llame amor de hortelano es por la facilidad que tiene la planta de engancharse con cualquier cosa que pase cerca suyo. Toda la planta es como una especie de belcro que, sobre todo, en el caso de las semillas se pueden desplazar a grandes distancias por quedarse enganchadas. Entonces, según esta historia, es problable, que esta planta sintiera tanto amor por el hortelano que pasaba una y otra vez a su vera, que la planta se le abrazaba para acompañarle en todo su deambular por la huerta.
Si las ponemos cerca de una pared por donde se pueda enganchar para trepar o tutores donde se pueda enganchar conseguiremos que se expanda en vertical en lugar de cubrir el suelo.

frutos del amor de hortelano

Y luego hay otras teorías del nombre, como que se llama así porque entre otras cosas, el zumo hecho con la planta cura las mordeduras de víbora, que antiguamente poblaban más nuestros campos.
La planta, en cuanto llega un poco de calor se llena de frutos y se seca, no volviendo a rebrotar hasta el año siguiente. Por lo que tenerla en nuestro huerto no supone ningún problema para el resto de plantas. Pues, no compite con ninguna, es más, dejándola crecer en invierno, cuando apenas tenemos plantas delicadas hace que tengamos perfectamente cubierto y vivo el suelo. Y después, todos esos nutrientes que ha necesitado para crecer del suelo, más todos los recogidos de la atmósfera, los devuelve de nuevo a la tierra. Por lo que más que mala hierba la deberíamos considerar como buena hierba de apoyo.

la planta seca

Sino, ¿porqué se llamaría Amor de hortelano? La última buena virtud esque además de poderse usar como remedio tradicional, también sirve de alimento para las gallinas por ejemplo, por lo que para gente que se está mudando desde grandes ciudades al campo, plantas como esta podrían ser muy útiles en su aventura, recuperando saberes tradicionales.
Enlaces de Naturalenda