martes, 22 de abril de 2014

Reproducción de kalanchoes por hoja

La multiplicación por esquejes de hoja es un método de propagación muy efectivo en en caso de la mayoría de variedades de kalanchoe. Con una sola hoja se pueden conseguir muchos retoños nuevos en un corto espacio de tiempo. Aunque este tiempo para obtener los nuevos kalanchoes es variables y depende de la variedad que sea, del tiempo que tengamos y la cantidad de luz que reciban. 

hojas de kalanchoe

Para empezar lo primero que debemos hacer es seleccionar una planta con hojas sanas y duras. Ya que así nos aseguraremos de tener un proceso sin ningún tipo de problemas y con probabilidad de que salgan muchos hijuelos.

El corte de la hoja se hace a la altura de la unión con el tallo y se coloca sobre un recipiente o plato con superficie suficiente para apoyar sin problemas la hoja. En el recipiente habremos puesto previamente una buena tierra que mantenga humedad sin problemas y que no contenga semillas de otras plantas. Lo mejor suele ser coger fibra de coco seca con un poco de vermiculita o similar, para asegurarnos bien. Ya que sino es probable que los hierbajos colonicen rápidamente la superficie molestando el primer desarrollo de los kalanchoes, y si pasa tendremos que estar quitandolos cada vez que salgan.

hojas de kalanchoe sobre recipiente

Debemos estar pendientes de ir regando la superficie de las hojas periodicamente para evitar que sufran mucho estres y no se empiecen a arquear. Si se empezaran a arquear se pueden clavar unos palillos para mantener las plantas fijas a la superficie del sustrato. Trascurridos unos días veremos que en las zonas remetidas de los bordes de las hojas empezarán a aparecer los primeros brotes de las nuevas plantas.

los primeros kalanchoes empiezan a brotar

Procuraremos en este punto dejar de ir regando las hojas y regar más los bordes para favorecer la emisión de raíces. Después podemos ir regando un poco más afuera para que las raíces crezcan buscando el agua. Debemos ir teniendo también cuidado si los tenemos cerca de una ventana no se vayan mucho hacia la luz, y si sucede ir girando el recipiente cada cierto tiempo.

los kalanchoes ya se hacen grandes

Según vayan saliendo podremos o bien seleccionar todos si tenemos suficiente espacio o los ejemplares más fuertes. Lo suyo es escoger los ejemplares que nazcan con más fuerza y desestimar el resto, aunque yo no suelo ser nunca capaz de matar al resto de pequeños kalanchoes y los acabo usando para regalarlos.

retirando el brote de kalanchoe

Para sacarlos cortamos la porción de hoja que hay cerca del tallo del nuevo brote de kalanchoe y lo sacamos con cuido con los dedos. Se puede hacer sin cortar la hoja de incio, pero podemos lastimar el nuevo tallo sino.

brote preparado en semillero

Para plantarlos podemos hacer un semillero hasta que los llevemos a su ubicación final. O llevarlo directamente a su lugar definitivo si lo tenemos preparado. En mi caso los coloco en semilleros de vasito de yogurt con una tierra que ya lleva un poco de hummus de lombriz para que empiecen a desarrollarse mejor.

kalanchoe con hijuelos

Por otro lado también existe la opción en algunas variedades de kalanchoe de esperar a que emitan directamente los hijuelos en la hoja sin necesidad de cortarlas. Así nos evitamos tener que estar pendientes en estos casos de ir regando la hoja cortada, ya que solo será necesario esperar a ver que el nuevo kalanchoe emite raices para quitarlo de la hoj madre y ponerlo sobre tierra.

los hijuelos puestos en bandeja

Podemos usar en este caso también un recipiente ancho y colocar muchos pequeños kalanchoes juntos esperando a que se vayan desarrollando para seleccionar los mejores.

los hijuelos ya crecidos

Y cuando esten listos los colocamos en un semillero individual o en su lugar definitivo, como en el caso anterior. La unica diferencia de estos kalanchoes es despues el peligro de dejarlos suelos echando hijuelos por doquier, que si los dejamos un tiempo enseguida forman un bosque suculento.


Enlaces de Naturalenda