domingo, 22 de marzo de 2015

El ciruelo en flor

Hoy voy a traer más que un post una historia. La historia de un melocotonero que prefirió ser ciruelo en vez de melocotonero. Detalle que el árbol tenía claro desde su nacimiento, pero que desde mi perspectiva ignoré hasta que ya fue un hecho evidente.

flores de ciruelo

El motivo de mi desconocimiento se debió a varios factores. El más evidente y claro fue no saber distinguir bien entre las características como el tipo de hoja que cada prunus tienen, que se podía acortar un poco con el segundo de los factores. Este era recordar que frutas había comido durante el verano anterior.
Vaya unos factores. Por aquella epoca no tenía aún vermicompostador, lo que no era un problema para que muchas pieles y huesos de fruta que se comían en casa acabaran en las jardineras de la terraza. Fue como el ante ceso a tener un lugar donde realizar mejor el proceso de compostaje. El caso esque entre hueso y hueso algunos conseguían germinar, como comenté en un post justo por estas fechas el año pasado: el valor de la espera. Entre esos huesos cayeron muchos de prunus: melocotones, cerezas, ciruelas, albaricoques... Por lo que deducir que se trataba de un árbol del genero prunus no fue muy difícil.

hojas de ciruelo

Distinguir por las hojas ya fue tarea mayor, pues cuando miraba los tipos de hojas todas me parecían muy semejantes. Asíque tras una exhaustiva evaluación y tras preguntar en un garden center cercano deduje que se trataba de un melocotonero. Fueron pasando los años y se quedó como melocotonero, pero en su segunda floración dio sus 2 primeras frutos. Unos frutos que crecieron hasta convertirse en ciruelas. Un hecho que me provocó una cierta convulsión mental, pues los conceptos que se vuelven concebidos son difíciles de cambiar, y llevaba ya tanto siendo un melocotonero que fue un choque que diera ciruelas.

ciruelo en flor

Ahora está de nuevo en floración, ya no como melocotonero, sino como ciruelo en flor. Yo aún voy haciéndome a la idea, pues no he dejado de llamarlo melocotonero infinidad de veces después ya de su demostración. Pero que el error sea solo ese ya y siga creciendo tan bien como lo lleva haciéndolo estos años. Protegido del viento, podado de manera que sus ramas no se enmarañen y sigan en la medida de lo posible el plano de la pared. Aunque de este tipo de modelo, denominado en espaldera, no he logrado que sea muy ordenado, he conseguido que se adapte bien al pequeño espacio que tiene y haya sido libre para adquirir un tono asilvestrado.

ciruelo en espaldera

Y que decir sobre sus frutos, una incertidumbre total conocer sus cualidades al sacar un árbol desde semilla. Pero eso no fue la máxima a tener en cuenta cuando germinó y se decidió a crecer, por lo que no fue un detalle importante el futuro sabor de sus frutos si acaso salían alguna vez. Pero he de decir que de los 2 únicos frutos que ha dado hasta el momento han sido bien dulces, Y ya ni contar sobre sus condiciones, recogidos en su justo momento de maduración y orgánicos.


Enlaces de Naturalenda