martes, 10 de marzo de 2015

Tiempo de semilleros

Ya estamos entrado en mediados de Marzo y va siendo época de preparar nuestros semilleros para ir sacando las plantas para este verano. Incluso hubiera sido mejor hacerlo un poco antes para determinadas plantas, pero bueno, si no queremos tener mucho tiempo los semilleros dentro de casa ahora es buena época.

los semilleros en mi habitación

Yo ya tengo muchos semilleros preparados, con algunos maíces ya saliendo inclusive. Para así aprovechar y explicar todo el proceso. Normalmente hago de más, por si alguna planta no consigue salir bien adelante y para también llevar parte al huerto comunitario y regalar alguna que otra también. Ya que compartir es vivir, y nos gusta vivir (algo parecido a lo que decían en Biodiario).
Por otro lado, los semilleros no solo sirven para volvernos un poco más autosuficientes, consiguiendo la plantera necesaria de plantar en casa y en otras casas. Son una buena herramienta educativa para los más pequeños de la casa. A los niños les causa fascinación ir viendo día tras día como van saliendo los pequeños brotes de la tierra y cómo crecen y crecen hasta convertirse en grandes plantas. Además se les puede responsabilizar un poco en su cuidado y que vayan aprendiendo buenas y sanas costumbres para que puedan crecer en un mundo menos artificial.

semillero de juguete playmovil

Voy a explicar el paso a paso de como hago los semilleros. Es muy sencillo y se consiguen muy buenos resultados en poco espacio. Normalmente no necesitaremos hacer unos semilleros excesivamente grandes, dependerá en gran medida del espacio que tengamos disponible en casa para cultivar esas plantas. Si por ejemplo tenemos espacio para 4 o 5 tomateras podemos intentar sacar adelante unas 10 a 12 plantas, con unas 20 semillas por ejemplo, ya que luego no acaban de salir todas y así nos aseguramos de tener las 4 o 5 sin problema. Y luego si nos sobran ya sabemos que podemos hacer.
Lo primero que hago es hidratar las semillas en agua durante más o menos un día. He visto que se consiguen mejores resultados si es agua sin cloro y lleva algo de vida (como agua del acuario, recogida de lluvia o bien reposada por un par de días), ya que favorece mejor esa primera simbiosis de las raíces al salir. Es una manera de fomentar esos microorganismos que ayudan a las raíces sin tener que recurrir a caros productos inoculadores que venden. También hay otros métodos, como usar el agua del remojo de las lentejas, etc..., pero tampoco hace falta entrar en mucha historia si estamos empezando. Sobre todo tener en cuenta el detalle del cloro y otros bactericidas del agua común.

maiz rojo en agua

Después de tenerlas hidratándose las pongo en cajas de plástico que se puedan tener cerradas para que se mantenga la humedad. Aunque hay que airearlas un par de veces al día por lo menos. Las cajas en si pueden ser de cualquier cosa, en este caso he usado una caja de bombones, pero va también bien la de la mantequilla (bien limpia ya) o cualquier otra semejante que mantenga la humedad. Dentro de la caja coloco un trozo de cartón o papel que se pueda mantener húmedo sin estropearse. Para esto vale cualquier trozo de cartón de cosas normales por casa, como el cartón del papel del baño. Una vez colocado en la caja coloco las semillas. Aquí no hace falta ponerlas en un orden muy especial, con que estén separadas unas de otras para que cuando salgan las raíces no se entorpezcan vale.   

caja germinación

Normalmente suelen tardar más o menos dependiendo del tipo de semilla y de la temperatura. Pero bueno, es una medida para ir seleccionando las más viables. Aquí de todas las que pongamos veremos fácilmente cuales son las que germinan antes y tienen raíces más fuertes. Y habrá otras que o germinarán muy débilmente o no germinarán. Seleccionaremos e iremos retirando para poner en tierra las que vayan saliendo antes y nos parezcan fuertes. Esto no se debe ir dejando, por que una vez que comienzan a germinar expanden rápidamente las raíces y si no estamos pendientes se acaban enredando unas con otras y luego es un rollo separarlas.

calabaza y lufa germinando

En el paso a tierra lo que más claro debemos tener es que la tierra sea esponjosa y no se seque con facilidad. Para esto va muy bien la fibra de coco mezclada con un poco de sustrato que tengamos en casa y algo de humus si tenemos también. Y luego otras cosas como la vermiculita, si la podemos conseguir, es muy buena para mezclar en este sustrato de semillero.

semilleros yogurt

El semillero puede ser de cualquier tipo, lo más común en casa es tener los envase de los yogures por ejemplo, que con un mero agujero en el fondo ya sirven para ese primer estado de la planta. Sino, también se pueden encontrar fácilmente pequeñas bandejas de plástico, que si nos fijamos son muy parecidas a los envases de yogurt.

semilleros

Y algo que si me gusta mucho son las bandejas de porexpan. Estás son más difíciles de encontrar y además siempre hay que cortarlas después, pues son bastante grandes, me gustan porque los alvéolos son muy pequeños y se pueden sacar muchas plantas en pequeños espacios. Como desventaja presentan que las plantas no aguantan mucho tiempo en tan pequeño espacio y para sacarlas y llevarlas a otro lado o bien hay que llevar la bandeja entera o sacar las plantas de dentro. Pero bueno, si tienes interés en conseguir una normalmente en tiendas de jardinería, que además si no las tienen saben donde conseguirlas.

bandeja de porex

Y ya que hablamos de recipientes de cultivo hace tiempo me pude hacer con unas bandejas para cultivar arboles, estás van genial para sacar pequeños arbustos o semillas de arboles, pues al tener mucha altura les permite crear buenos sistemas radiculares. Es una pena que se me esté rompiendo ya, pues no es que haya mucha facilidad de encontrarlas, asíque la cuido lo mejor que puedo.

bandeja arborea

Y no hace falta que todo sea conseguir bandejas de cultivo. La autosuficiencia puede ser nuestra principal ayuda. Asique si no encontramos nada que se adapte a nuestras necesidades lo podemos hacer por nuestra cuenta. Es decir, nos construimos nuestro propio sistema para cultivar adaptado. Aquí un ejemplo con trozos de cartón me he hecho en otra caja de bombones una bandeja de 24 alvéolos para cultivar todo el maíz que tenia de antes. En el caso de usar cartón, hemos de tener en cuenta de que absorbe parte de la humedad del sustrato, por lo que será indispensable que por debajo tenga una fina capa de agua para que no se seque mucho.

maiz en semillero de cartón

Cuando nuestras pequeñas plantas empiezan a crecer y vemos o intuimos que las raíces están ya poblando todo el espacio disponible ya podemos proceder a sacarlas con cuidado y plantarlas en su lugar definitivo. O bien tratar de esperar un poco si se nos han desarrollado muy rápido y todavía no es época. También si tenemos espacio y queremos que sigan creciendo mientras esperamos podemos optar por ir pasándolas a recipientes un poco más grandes antes de llevarlas al tiesto definitivo. Eso ya depende mucho de cada caso.
Enlaces de Naturalenda