miércoles, 22 de octubre de 2014

Diseñando un compostador

En muchos de los articulos que hago sobre los huertos urbanos que visito, siempre suelo incluir la foto de como es el compostador en cada uno de ellos. Ya que, este elemento, que a la vista puede resultar tan simple, tiene sus peculiaridades en cada uno de estos huertos.

modelo de compostador

Trás la experiencia construyendo vermicompostadores en casa, me animé a diseñar uno para colocarlo en el jardín maravillas. Ya que el diseño de un compostador no difiere mucho del de un vermicompostero, es más bien un tema de magnitud. En si, no deja de ser un lugar donde almacenar los restos orgánicos vegetales.
La dificultad de realizar un compostador varía según las necesidades que tengamos o nos creemos. Podemos construir desde un sencillo compostador enganchando 4 pales hasta un compostador de varios compartimentos con tapa y puertas. Todo depende de varios factores que vamos a evaluar.

Factores que intervienen para hacer un compostador
Los principales factores son el espacio dentro del huerto, los materiales disponibles para construirlo y la cantidad de restos orgánicos que generemos. Después podemos encontrar otros factores como la usabilidad, la durabilidad o el atractivo de uso. Así, podremos empezar a elaborar nuestro diseño. En función, sobre todo, de estos primeros condicionantes existentes dentro de nuestro huerto.

compostera en islandia

Una de las principales dudas que surgen en este punto es pensar en el tamaño que darle a nuestro compostador. En un principio no sabremos la cantidad de restos orgánicos que le vamos a poder echar, y puede que o nos pasemos o nos quedemos cortos de tamaño. En general, como el material más recurrente para hacer los compostadores suelen ser los palés de madera, el tamaño suele ir determinado por las medidas de los mismos. Despues se puede crear desde un compostador de un único compartimento hasta una batería de compostadores en fila. En este sentido es una buena idea elaborar un diseño de compostador que este previsto para ser desarrollable en varios cuerpos. Por si de primeras nos quedamos cortos y luego necesitamos ampliarlo.

compostador en bateria

El número de compartimentos mínimo de nuestro compostador debería ser de 2. Para así, llenar primero uno de ellos, y mientras en ese compartimentos se están compostando los restos vegetales tenemos el otro disponible para seguir agregando nuestros restos. Ya que el compostaje dura, dependiendo de lo que echemos, desde  entre 3 y 6 meses como mínimo, y hasta 1 año si son residuos más pesados. Eso también se irá viendo en los volteos que se le vaya dando a la materia en descomposición.

compostador doble


El diseño que he pensado
En este caso, el diseño que he preparado es un compostador de 2 cuerpos. Que se adapta bien al espacio, una pared que le deja orientación sur (la orientación da un poco igual siempre y cuando no le esté dando el sol de pleno mucho tiempo). La idea se fundamenta en que tenga mucha usabilidad, Además he buscado que resulte atractivo, para animar a que más gente recicle sus restos vegetales en él. Ya que estando en un lugar tan céntrico como es el solar de Grilo, puede servir de gran embajador sobre la idea del compostaje urbano. Puesto que el reciclaje de los restos de alimentos y sus ventajas todavía no es un tema muy conocido por todo el mundo.

boceto de un compostador

En el boceto también hay un despiece para ver su funcionamiento. Esta formado por bastidores a modo de estructura, que soportan el resto de elementos de cierre. En el bastidor central, que sirve de pieza para los 2 cuerpos del compostador va una malla colocada. La malla permite el paso de los organismos de un compartimento al otro mientras se está realizando el compostaje. Creo que es una mejora bastante útil frente a otras ideas de compostadores. Es una idea para fomentar que se realice antes la activación biológica y facilitar el trabajo de las lombrices. Aunque habrá que esperar a su uso para comprobarlo, ya que esto es solo una suposición teórica. 
La parte trasera está más elevada que la delantera para, por un lado, que el agua no se acumule sobre la tapa y se pueda estropear; y por otro, para que de este modo su uso sea más sencillo. Pues la forma de V que se queda al abrir el compostador hace que se puedan echar más fácilmente nuestros restos. La tapa he pensado que no hace falta que llegué hasta la parte superior, pues se volvería más pesada al levantarla, por lo que a 2/3 estaría bien.
Para el vaciado posterior y los volteos lleva puertas en su parte delantera, para permitir que con la ayuda de una pala se pueda sacar el compost con el mínimo esfuerzo necesario.

como construir una compostera

Pero si esto no queda del todo claro, también realicé un vídeo en donde queda mucho más claro. Aunque es un poco corto y pasa todo el proceso muy rápido, asique hay que estar pendiente.


En si, este diseño lo he intentado completar con vídeos y despieces para que sirva de ejemplo para otros diseños semejantes, ya que en muchos huertos urbanos donde voy a cotillear siempre buscan mejorar sus compostadores. En sí, un compostador puede ser más o menos complicado dependiendo de las funciones que le queramos dar, como dije más arriba. Existen otros diseños mucho más simples que este que producirían el compost igual de bien. Lo importante al final esque cumplan bien su función, que es albergar todos esos organismos que nos ayuden a poder transformar todos esos restos en tierra útil para nuestros cultivos. Y la otra parte importante, el reciclaje de toda esa materia orgánica a través del uso de elementos como compostadores, vermicompostadores o semejantes sistemas, hace que no acabe en vertederos. En los cuales, con la mezcla con otros elementos se descomponen de modo anaerobio, produciendo compuestos como ácidos o gases como metano. De los que hablaré más largo y tendido en un futuro post.

Enlaces de Naturalenda