miércoles, 24 de septiembre de 2014

Huerto del jardín botánico

Una de las zonas que más les gusta visitar a los niños en el jardín Botánico de Madrid es el huerto. En donde encuentran sorprendidos, todas esas verduras que comen en casa, en su estado natural. Claro está, que esto se les pasa cuando se meten en el invernadero tropical y ven las plantas carnívoras, pero bueno, ahí ya no hay comparación de gustos, ya que ganan por exotismo.

huerto del jardin botanico de madrid

El huerto del jardín botánico está casi en la esquina que hace el cruce de Claudio Moyano con el Paseo del Prado. Casi al final del jardín entrando por la entrada principal.

Dependiendo de la época que vayamos podremos encontrar los cultivos más típicos de temporada de nuestras latitudes. Con carteles indicativos por todos sitios para que nadie caiga en la tentación de probar ningún fruto del huerto. Ya que sino más de uno se zamparía media huerta.

cartel de peligro

Ahora en el huerto se ven los últimos tomates, pimientos y berenjenas de la temporada. Asi como algunas vainas de maiz ya abiertas y los garbanzos ya listos para ser recolectados. Que no para comer, sino para coger semillas y plantar el año que viene. Acordémonos del cartel.

huerto con estatua

Por ejemplo de tomates, nos podemos encontrar variedades como: Andine, valenciana, monserrat, muchamiel, rió fuego o marglobe entre otras; de pimientos y guindillas hay: redondas, largo italiano...; y de berenjenas, menos conocidas las variedades en las grandes ciudades como Madrid, tienen: Larga morada, listada de Gandía, red ruffled, blanca...

variedades de berenjenas

Entre las plantas perennes que tienen durante todo el año podemos ver desde fresales, cebollas que van alternandose de variedad en cada temporada, las lechugas y escarolas que siguen el mismo esquema y algunos arboles frutales ya asentados, como este Tamarillo (Solanum betaceum). Un árbol que ya lleva varios años en el huerto.

tomate de arbol o tamarillo

Y he visto que también están probando con otros familiares, como  el naranjillo (solanum quitoense). Algo que está muy bien, pues a fin de cuentas es un huerto de exposición. Por lo que el hecho de que intenten probar con nuevas variedades es un lujo para los asistentes.

naranjillo

Como ultimo punto, es curioso ver la gran presencia de plantas de ricino  y de tagetes que hay por toda la zona de este huerto. Lo de los tagetes supongo que será para el control de plagas, pero lo del ricino todavía no lo se. Si tienes idea, puedes dejarlo en los comentarios para saberlo.

ricino o ricina

Eso es todo sobre este huerto del jardín botánico de Madrid. Merece la pena ir a echarle un vistazo, además el coste de la entrada es muy bajo, con descuentos para estudiandiantes y gratuita en el caso de estar en situación de desempleo.
Enlaces de Naturalenda