lunes, 3 de febrero de 2014

Vermicompostador de porexpan

Como mi antiguo vermicompostador fabricado con cajas de madera se degradó ya por el uso me ha tocado montar otro nuevo vermicompostador. Para ello he decidido hacerlo un poco más sencillo y probar con unas cajas de porexpan que suelen dejar en la puerta de la frutería de mi barrio.

vermicompostador de porex

El porexpan es muy fácil de trabajar, no necesitando utilizar ninguna herramienta especial para trabajarlo, bastará con un cuchillo de sierra, una cuchilla y un palo para realizar todo el proceso de fabricación de este compostador.
Primero tenemos los materiales que compondrán el vermicompostador. Que son: 2 cajas de brocoli de la frutería, una de ellas con tapa; una caja de boquerones de la pescadería, que es más baja que las anteriores; un panel de porexpan que encontré de un televisor y una botella de refresco.

cajas de fruta y de pescado

Con el trozo grande de porexpan vamos a realizar una base para apoyar en compostador en altura. Marcamos las lineas de corte necesarias y con un cuchillo de sierra de cocina cortamos sin miedo. En este caso yo la base la voy ha hacer bastante alta para adaptarme al espacio donde quiero colocar el compostador. Ya que es aquí donde podemos jugar un poco al tetris, dándoles ha esta base la forma que queramos mientras que sea estable. Colocando así el compostador lo más ajustado posible al espacio del que disponemos. Pero si no queréis o no necesitáis darle altura con formar un par de sencillas patas para dejar hueco al desagüe de sacar los lixiviados bastaría.

cortando el porexpan

Con todas las piezas de la base cortadas procedemos a afianzarlas con la ayuda de unos palillos de comida china. Estos los suelo guardar cuando como en los restaurantes, ya que son muy útiles para muchas cosas. En general los suelo usar para que la gata no se tumbe en determinados tiestos. En el caso del porexpan se clavan con mucha facilidad y al no ser muy finos lo sujetan muy bien. Para acabar ponemos una pieza horizontal de base del compostador. Esta base en realidad no sería muy necesaria, pero sirve un poco para distribuir el peso cuando empecemos a echar mucha comida. Pero si no se pone tampoco pasa nada, en mi caso como parte del vermicompostador no va a estar apoyada sobre la base por cuestiones de espacio pues si que es necesaria. Ya que con el antiguo compostador de madera si que se dio un problema de cortante en el apoyo con la jardinera.

haciendo la base del vermicompostero
la base acabada del compostador

Para hacer el desagüe del vermicompostador cortamos la parte superior de una botella de refresco con un cutter o una cuchilla. Es muy sencillo, prácticamente hay que seguir la linea que tienen arriba y lo tenemos cortado. También cortaremos el culo de la botella para utilizarlo de isleta por si cae alguna lombriz abajo. Está idea, que no la tenía en principio en mente, me la dio un vídeo que comento más abajo.

cortamos la botella con una cuchilla

Situamos el desagüe en el extremo donde queramos ponerlo. Teniendo en cuenta que tiene que ser un lugar donde podamos recoger el liquido facilmente para así ahorrarnos complicaciones después. Para colocarlo si somos pacientes y hemos realizado un buen corte podemos ir girando la botella sobre la caja de porexpan y así girando una y otra vez conseguiremos realizar un corte perfecto. Sino podemos ayudarnos con el cuchillo para ello.

la colocamos en la base de la caja

Para acabar el cajón de base donde caerán los llamados lixiviados colocamos bien el desagüe con ayuda de un poco de pegamento sellamos los posibles poros por donde se pueda colar el agua. La base de isleta para las lombrices la podemos colocar en el centro de la caja. Seguramente luego las lombrices no se suban o estén poco tiempo en ella y luego suban por los bordes de la caja, pero ahí se les deja para por si acaso.

el cajon inferior del lombricompostero está ya realizada

Para hacer los agujeros en el fondo de cada cajón podemos coger cualquier elemento punzante que tenga un grosor como para que pase bien una lombriz. Yo en mi caso he utilizado un tutor de bambú que tenía puesto en un tiesto cercano. Los agujeros los podemos hacer en linea o a voleo según nos de mayor o menor pereza, pero teniendo en cuenta que debe circular bien el agua y no quedarse encharcado.

se hacen unos agujeros de drenaje

Ya con todo acabado he puesto unas pocas hojas de avena secas que suelo tener para la gata a modo de filtro inferior. Así cuando el agua vaya bajando pase con la menos cantidad de tierra posible y tener unos lixiviados sin muchas partículas. Y por otro lado que no se saturen los agujeros de la caja. Aunque este paso es opcional, y si no tenemos nada que poner en el fondo tampoco pasa nada. Porque además al poco tiempo se acaba descomponiendo por la acción de los hongos y bacterias, que encontraran está capa perfecta para establecer sus colonias.

se pone paja de fondo para que filtre y no pase mucha tierra

Para hacer el vermicompostador me vino muy bien ver un vídeo explicativo de "La Huertina de Toni" en youtube: Vermicompostera casera. Donde explica muy bien todo el proceso con algunas ligeras variaciones al mio, yo cogí alguna buena idea que no tenia en mente como la de poner el culo de la botella para las lombrices. Si no conocéis este canal cotillear un poco, ya que sus vídeos están muy bien y son muy útiles.

Enlaces de Naturalenda