martes, 29 de octubre de 2013

Al podar las ortigas

Aprovechando el buen tiempo que ha vuelto estos días para limpiar la terraza, me he puesto a podar algunas plantas y a preparar algún abono de invierno. Lo llamo así porque aprovecho algunas plantas como las ortigas y la milenrama para ponerlas a fermentar y tener un buen purín para la primavera. El nombre de abono de invierno es por el malo olor que tienen. Aprovecho el mal tiempo para que se haga, ya que con el frío apenas se sale a la terraza. Y cuando ya llega la primavera está listo. Aún así hay que removerlo de vez en cuando para que no se estropeé.

tiesto con ortiga

Ese purín lo uso normalmente para repeler bichos en otras plantas y como abono rico en minerales. Por ello mi sorpresa ha sido cuando he ido a coger ramas de la ortiga y me he encontrado con toda una variedad de diversos bichos de distintas clases y familias. Lo primero que me he encontrado ha sido esta pareja de mariquitas, que no se diferenciar muy bien de que tipo son. Ya que yo siempre me he encontrado con las mariquitas normales, las que son rojas con puntos negros. Pero ahora aparecen cada año bichos nuevos, asique yo las he dejado ahí que siguieran felices haciendo nueva vida en el mundo.

mariquita en ortiga

La otra cosa que me he encontrado es una familia entera de cochinillas. Que casi daba para hacer un poco de carmín. La verdad esque como dice el refrán: En casa del herrero cuchara de palo. Normalmente la ortiga, al ser una planta que utilizo para hacer los remedios para curar otras plantas pues no le presto mucha atención. La tengo en una esquina poco accesible para que al deambular por la terraza no nos rocemos con sus urticantes hojas. Y suele crecer bien y verde durante todo el año, el máximo problema que ha dado es que con la falta de agua enseguida se puede secar. La tendré más controlada a partir de ahora.

cochinillas en ortiga

Esto hoy me ha llamado la atención como cosa curiosa que a veces pasa en el jardín. Ahora ya podada no hay problema de quitar las cochinillas, que las suelo quitar con un chorro de agua a presión. Las cochinillas en general son muy pringosas para quitarlas con la mano. La parte mala esque las hormigas las crían para abastecerse y las van moviendo por las plantas como si de ganado se tratara, asique estaré pendiente para cuando las hormigas las vuelvan a cultivar. El mundo de las hormigas tiene un montón de particularidades, forman sociedades, crían cochinillas y pulgones, hacen montañas de tierra, se llevan trozos de hojas.... Pero ahí reside la gracia de la jardinería, no solo en cultivar plantas, sino también en aprender como se comportan el resto de seres que conforman el jardín.

En otro post contaré como queda el purín de ortigas y como se puede utilizar en la terraza. Aparte de remedio natural para tratar a las plantas también es un interesante abono, y los restos de hojas de hacer el purín sirven para mejorar los procesos del compostaje en nuestro vermicompostador. También veremos como es de fácil multiplicar la ortiga simplemente cogiendo un trozo de planta y colocandolo en un sustrato húmedo.

Como última curiosidad sobre las ortigas: Otro uso que intenté dar un tiempo fue como repelente de gatos, consistía en colocar pequeños tiestos con ortigas en lugares por los que no quería que pasase la gata, pero no surtió efecto. Ya que a la gata, con su capa protectora de pelos, no le hacia ningún efecto y seguía pasando por todos los sitios. Asique ese uso no es muy efectivo, por lo menos con la mía, una pena. También espero probar un día de estos el repelente en forma de careta con ojos brillantes, que dicen que les asustan tanto que ni se acercan. Espero que cuando lo haga luego no lo pase muy mal.


Enlaces de Naturalenda