miércoles, 17 de febrero de 2016

Separar lo orgánico

Parece que por fin se está empezando a plantear la idea de separar los residuos orgánicos a nivel administrativo. Una buena practica más respetuosa con el medio ambiente, que además ahorrará mucho dinero a los ayuntamientos en el tratamiento de esos residuos.

cesto del mercado

Separar los residuos orgánicos es un modelo mucho más eficiente que el actual modelo predominante ,en el que todo va mezclado a los contenedores. Ya que en el modelo actual, aunque se separe el cartón, el vidrio y el plástico, toda la comida acaba mezclada con el resto de cosas que no van a esos contenedores.

Si pensáramos por ejemplo en un modelo más lógico, cabria plantearse incluso que es mucho más eficiente separar primariamente los residuos orgánicos. Estos residuos son los que a posteriori producirán fermentaciones, mezclas químicas con otros productos y malos olores. Al separarlos del resto de residuos se consigue que la separación de todos esos residuos sea más sencilla y limpia. Incluso si papel, vidrio y plástico estuviera todo mezclado en un mismo contenedor.

En países donde han empezado a tratarlos, los restos orgánicos se recogen por separado del resto de residuos y se llevan a grandes plantas de tratamiento. Empezando a dar mayor prioridad al tratamiento de los residuos orgánicos de las grandes cadenas de supermercados. Pues estás cadenas son responsables de la generación de un gran porcentaje de estos residuos.

cubo de residuos organicos

A nivel ciudadano es fácil de llevar a cabo. Por experiencia personal, he podido comprobar que con un pequeño compostador en casa (Compostador casero)  reducía los residuos orgánicos prácticamente a 0. Sin llegar al 100 % porque hay en casa algunas cosas que en casa no se pueden tratar, o que de poder me resultaría más complicado: como por ejemplo los excrementos de la gata. Aún así, el hecho de no generar esos residuos no solo me ha aportado un placer personal al sentir que mi huella ecológica es un poco menor. Sino que además que ha permitido elaborar, a partir de un residuo, un nuevo recurso para alimentar mis plantas, de modo completamente autónomo y a 0 coste. Con una calidad no testada en ningún laboratorio ni empresa pero que se materializa posteriormente en deliciosas fresas, tomates o cualquier verdura que haya plantado con ese sustrato.

mascotas lombrices

Claro, que no todo el mundo tiene posibilidad de tratar sus restos orgánicos en casa. Bien sea por falta de espacio, porque no tiene tantas plantas como para saber que hacer después con ese producto que genera o porque quizás no tiene ganas de tener unas nuevas mascotas recicladoras en casa de sus restos.  Por ello, una buena iniciativa que se puede llevar a cabo a nivel ciudadano, y que ya practica alguna gente, es llevar sus residuos orgánicos a los huertos urbanos cercanos, donde pueden tratarlos en sus compostadores. De esta manera reducimos nuestra huella de residuos mientras que los horticultores urbanos consiguen más tierra para cultivar en unos huertos. Unos huertos nacidos en muchos casos sobre escombros a los que les viene muy bien ese aporte orgánico para conseguir mejores suelos.

compostador urbano

También cabe plantearse que en muchos huertos los compostadores son muy rudimentarios como para albergar gran cantidad de restos orgánicos. Por ello, una buena iniciativa por parte de las administraciones podría ser colaborar con esos huertos para dotarles de medios por los cuales puedan mejorar, digamoslo así, estas instalaciones de reciclaje. Pues al final son como un servicio al ciudadano más, solo que gestionados por los propios ciudadanos.

Y en un nuevo post seguiremos charlando del compostaje urbano, pues hay tantos puntos que se pueden tener en cuenta, que es un tema bastante interesante de tratar.


Enlaces de Naturalenda