lunes, 31 de marzo de 2014

Te de cola de caballo

La cola de caballo o Equisetum arvense es una planta considerada invasora en muchos lugares, aunque si justo en nuestra ciudad justo no hay equisetum arvense probablemente podamos encontrar parientes muy cercanos. Como el equisetum telmateia aquí en otras partes de Europa, el equisetum giganteum en América del sur, sobre todo en Chile y Argentina; u otros como el quisetum laevigatum o el equisetum bogotense. Como ultima opción siempre lo suelen tener en extracto seco en herbolarios.

extracto de cola de caballo o equisetum

Ante las buenas propiedades que se le atribuyen al té o decocción de cola de caballo  para nuestras plantas del huerto este año me he decidido a prepararla para realizar una serie de experimentos posteriores para comprobar su efectividad.
Entre sus propiedades en las plantas del huerto destaca su acción contra los hongos, que tras un invierno lluvioso como el que hemos tenido puede venir muy bien. Esta acción anti hongos se supone que se da por la acción de 2 componentes que solo tiene esta familia de plantas, que son: la equisetrina y la equisetonina, unas saponinas tóxicas para los hongos. Y también tiene propiedades reforzartes sobre las plantas donde se actúa, pues contiene muchos minerales, sobre todo sílice, que al ser absorbido por las hojas y los tallos les otorga mayor resistencia a cualquier tipo de ataque externo.

macerando la cola de caballo

Para preparala tampoco me he roto mucho la cabeza buscando plantas de cola de caballo ni nada. Esta vez simplemente he ido al herbolario, donde sabia que la tenían seca y triturada ya. Ya que por aquí por Madrid no me suena haberla visto en ningún lado.
Su preparación se puede realizar de varias maneras, si fuera con las plantas frescas se podría hacer tranquilamente un purín o dejarla secar para usos posteriores. En mi caso, al tenerla ya seca la preparación la he realizado poniendo en remojo las hojas y ramas secas en una jarra de agua. Ahí lo he dejado macerando durante un periodo aproximado de casi un día entero, removiendo de vez en cuando con un palo para que se oxigenara un poco.
Después le he dado un ligero hervor a fuego suave en la cazuela, lo he dejado enfríar y he colado el liquido con un colador. Echando el sobrante al compostador, ya que aunque tenga buenas propiedades antihongos considero que es un buen aporte mineral. El liquido que me ha quedado lo he guardado en unos pequeños botecitos que tengo de plástico transparente, nombrándolo como "cola de caballo" y le he puesto la fecha del día de elaboración. Se supone que manteniendo estos botes en un lugar oscuro y fresco podemos conservarlos hasta un año, aunque siendo una preparación tan sencilla considero que es menos aparatoso hacer pequeñas cantidades y usarlo que no estar ocupando espacio con grandes botes.
En caso de que guardemos una gran cantidad y tengamos dudas de que si se ha estropeado es muy fácil verlo. Si al abrir el bote huele mal significa que ya no vale, con lo cual lo podremos echar al compostador, si vemos que no huele pero el liquido ya no presenta un color uniforme significa que sus componentes han empezado a realizar funciones diferentes y por lo tanto seguramente ya no sea efectivo.

hojas de cola de caballo

Para usar el extracto liquido se debe mezclar ha razón de entre un 10 y un 20 % de extracto de cola de caballo sobre la cantidad de agua. Y se usa bien regando alrededor de las plantas para evitar que salgan homgos en la superficie o sobre tallos y hojas para que estás absorban directamente las sustancias beneficiosas que queremos aportar.
Lo mejor es usarlo como preventivo frente a los diferentes ataques que puedan sufrir las plantas, para que así las plantas crezcan mejor al desarrollarse sanas. Pero si ya tenemos alguna planta infectada con mildiu u oidio se puede pulverizar también sobre estas para erradicar su proliferación.

cola de caballo ya macerada

En futuros experimentos que tengo previsto realizar con la cola de caballo para comprobar toda su efectividad está el de mejorar la resistencia de pimientos y tomates a los hongos. Ya que suele ser el principal problema que suelo tener con ellos en verano. Asique en este caso trataré unos cuantos a ver si se aprecian diferencias con los otros o no.

También decir que este compuesto se puede mezclar con otros compuestos como el purin de ortigas o los tagetes para crear un eficaz repelente de infecciones del huerto urbano.

Enlaces de Naturalenda