miércoles, 3 de junio de 2020

Dividir plantas rizomatosas

En nuestros hogares podemos tener muchas plantas rizomatosas o plantas de rizoma, plantas de exterior como por ejemplo: agapantos, cannas, lirios, ; también los céspedes de grama; plantas de interior como: sansevieria, jengibre y la cúrcuma o el espatifilo; plantas de estanque como: paragüitas, juncos o los nenúfares; e incluso plantas de acuario, como: helecho de java o las anubias.

rizoma de aspidistra

Nos puede interesar dividir alguna de estas plantas bien para propagarlas o bien para sanear un poco el espacio. En mi caso voy a utilizar de ejemplo una aspidistra que he dividido porque la maceta donde se encontraba ya se le quedaba pequeña.

Dividir las plantas de rizomas es bastante sencillo, ya que consiste simplemente en ir cortando los rizomas para separar la planta madre en tantas plantas nos permita su tamaño. Teóricamente, mientras saquemos un pedazo de rizoma con hojas y algunas raíces es suficiente. Por ejemplo, de una planta tan ahogada como la aspidistra que he puesto en las fotografías se podrían sacar una buena cantidad de nuevas plantas, ya que las aspidistras son plantas bastante resistentes y admiten bien una división radical con muchos cortes. Aunque lo normal es tratar de no estresar demasiado a la planta, puesto que otras plantas rizomatosas más delicadas puede que no resistan bien una gran división y enfermen.

raices de aspidistra con su rizoma

Lo normal es que no necesitemos gran cantidad de nuevas plantas, por lo que por ejemplo dividir una planta que ya no cabe en una maceta en 4 porciones es una buena medida. Claro, estos ejemplos son para plantas en macetas o tiestos, si se trata de plantas en suelo es diferente, seguramente la división sea útil para que no invadan otras zonas o clarear un cacho para revitalizar. En el caso mencionado de estanques o acuarios, los paragüitas se pueden separar también drásticamente, mientras que una anubia de un acuario puede sufrir y morir si la dejamos en porciones muy pequeñas.

corte rizoma aspidistra

Lo fundamental para dividir las plantas de rizoma es usar un cuchillo o una tijera podadora, que este bien limpio y afilado para realizar los cortes del rizoma lo más limpio posible y evitar posibles infecciones. También es útil realizar el corte desde abajo para arriba, ya que nos será mas fácil y no tendremos riesgo de partir ninguna hoja. Con la aspidistra no he hecho nada en especial, pero se podría agregar algún cicatrizante para que evitar que pueda tener alguna infección. Si no tenemos, un truco puede ser utilizar canela o jugo de ajo, que son antifúngicos. Ya que como se puede ver en la siguiente foto, queda el rizoma muy expuesto.

el rizoma cortado

Y el resultado final de mi ejemplo es este, de un tiesto donde ya no cabía la planta he aprovechado en mi caso para dividir en 3 grandes porciones que he utilizado para 3 nuevos tiestos y de los pedazos pequeños que he sacado, los he puesto en 2 tiestos más pequeños con la intención de regalarlos y así que otras personas puedan disfrutar en su jardín de estas bonitas plantas. Las mías son las descendientes de una aspidistra que vino en una maceta pequeña y que cuando creció se dividió en 2 tiestos y que ahora está dividida en varios mas.

aspidistras, pilistras o pilastras

No he utilizado tiestos muy grandes ya que la planta, según consejos recibidos, se adapta mejor a quedarse en pequeños tiestos. Aunque también la he visto en grandes macetones y luce muy elegante. Pero como planta de andar por casa tampoco la mayoría tenemos mucho espacio. Lo nuevo que voy a probar es que tal se dan en tiestos cuadrados, ya que siempre las he dividido y puesto en circulares.
Las aspidistras son de crecimiento lento, por lo que tardarán mucho tiempo en llenar de nuevo estos tiestos, así que hasta dentro de unos años no necesitaré dividirla de nuevo, más o menos se dividen cada 3 o 4 años, cuando veamos que la planta ya parece querer salirse del tiesto.

Un consejo final es no exponerlas directamente al sol una vez acabado, pues las hojas podrían marchitar al estar más acostumbradas a la sombra que tenían previamente. Y como dato curioso de las aspidistras, otro nombre que reciben es pilistras, y en mi casa de siempre se han llamado pilastras, cosas del lenguaje. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Enlaces de Naturalenda