martes, 12 de enero de 2016

Un curioso zoo

En Maastricht he encontrado Berenkuil, un curioso zoo donde no hay ni un solo animal. Es una antigua casa de fieras que se ha aprovechado para crear una nueva alternativa.

la mujer con la jirafa muerta

Esta antigua casa de fieras era un lugar destacado en Maastrich donde vivían  un pequeño grupo de osos. Aunque en su ultima época con animales en cautiverio llegó a encontrarse en un estado muy decadente, por lo que este nuevo espacio en cierto sentido podría resultar una critica hacia lo que representa un zoo.

El nuevo espacio se creó allá por el año 2001, tras llevar la zona varios años abandonada, pues la casa de fieras fue cerrada en 1993, tras morir 2 de los 3 osos que había, en la llamada por entonces fosa de los osos, en los años previos. En ese año la oficina de protección animal del país intervino y se traslado al ultimo oso que quedaba a una reserva de osos.
Entonces se llegó a la conclusión de buscar un aprovechamiento para este espacio y que no quedara en el olvido lo que había representado en su momento para la ciudad. En ese momento intervino un artista llamado Michel Huisman, ¿Michel Huisman?¿El actor de Juego de Tronos? No, no he dicho actor, he dicho artista. Y aunque el actor de Juego de Tronos también sea compositor, en este caso se trata de otro Michel Huisman.

el interior de la fosa

Michel se encargó de elaborar todas las figuras de esta nueva fosa y dotando al espacio de un nuevo significado. Ya que además estas figuras no se crearon sobre animales que se pueden encontrar en un zoo normal, sino que representaban diversos animales ya extintos, Incluido también uno de los famosos osos que hubo, que aunque no sea una especie extinta simboliza que el oso también desapareció. Pero lo malo de este zoo esque desde 2011 faltan la mayoría de las figuras de los animales que había. y en ese año fueron robadas la mayoría. Y es una pena, porque las que quedan están muy bien hechas.

una cabra extinta por Maastricht

En las vallas del zoo hay placas con información sobre estos animales extintos, como este cartel sobre  la "monachus tropicalis", conocida vulgarmente como foca monje del caribe, dada como extinta en 1994. Que además de informar sobre el nombre datan la fecha de su extinción. Una especie de mensaje sobre lo que ya nunca más podremos volver a remplazar en la naturaleza.

Monachus tropicalis

En el centro del recinto se encuentra la pieza más llamativa del recinto. Es una figura de una mujer llorando la muerte de una jirafa muerta. Lo más curioso de la figura esque la mujer de vez en cuando cambia de atuendo, dándole un atractivo de dinamismo al espacio.

mujer del zoo de Maastricht

Espero que os guste esta primera entrada del año, que aunque no tenga en este caso que ver con seres vivos si que representa en cierto modo un sentimiento por la naturaleza que se encuentra en cada uno de nuestros corazones, por el cual podemos ser capaces de sentir empata hasta por el simbolismo que puede generar una recreación de algo natural.
Enlaces de Naturalenda