domingo, 31 de enero de 2016

Growshops ilegales en Holanda

¿Qué me estás contando? ¿Qué en Holanda son ilegales los growshops? ¡Pero si Holanda es el país de los maestros cultivadores de plantas!. Si, Holanda ha sido durante mucho tiempo lugar de referencia para el cultivo de plantas en Europa. Sobre todo en lo que se refiere a los cultivos hidropónicos y el cultivo de determinadas plantas, en las que han sido completos precursores.


Pero no es por cultivar tulipanes por lo que son tan famosos en el último siglo, sino por el cultivo de una de las plantas más controvertidas en la historia de la humanidad: el cáñamo.

Holanda es un país con unas políticas mucho mas abiertas que el resto de sus países vecinos respecto a esta planta y a otras muchas cosas. En donde su legalización, con su consiguiente entrada en marcos regulados de venta, en lugar de traerles problemas, les ha supuesto una cuantiosa fuente de beneficios para el Estado.

Está forma de actuar frente al problema ha demostrado ser mucho más efectiva que las políticas al respecto del resto de países, en donde los gobiernos, para conseguir un control sobre el uso y venta tienen que invertir grandes esfuerzos monetarios. Intentando erradicar un problema que no desaparece. ¿Pero esto es porque Holanda es un país mucho más liberal que el resto? ¿Ó simplemente  han decidido tomar otras estrategias?

Esta duda me surgió al buscar en donde vivo un growshop para comprar vermiculita. Pues es los garden center no suelen tener más que mezclas comerciales y es difícil encontrar ciertos sustratos, y de tenerlos, o son en cantidades industriales, tipo 50 litros de bolsa de perlita o a precios muy altos. El caso, esque en Madrid nunca he tenido ningún problema, me he acercado a uno de los muchos growshops que hay y lo he encontrado allí sin problema. También otro de mis productos preferidos: los tiestos de plástico cuadrados, semejantes a los tiestos arbóreos. Pero busqué y no encontré nada de nada. Entonces pensé en que era muy raro que en un país famoso por ser especialistas en tantas modernas tecnicas de cultivo, no encontrar ninguna tienda que vendiese siquiera un triste tiesto cuadrado. Pensé que habría tiendas especializadas que lo mismo se llamaban de otra manera o que estaban fuera de las ciudades quizas y me puse a mirar en Internet. Y ahí es cuando me enteré de la realidad actual del pais. 

Autonomía o impuestos

En Holanda no todo lo que es oro todo brilla, remedio chino e infalible, como diría Manu Chao. Si la legalización es positiva para que el uso de esas plantas esté más controlado no es lo mismo que la gente compre esas sustancias en los famosos coffeshops (los lugares autorizados por el gobierno para la venta y consumo) a que las produzca en sus casas.  Aquí empieza la gran diferencia de mentalidad por parte del gobierno, si la gente puede ser auto-suficiente y cultivarse sus propias plantas en casa, al gobierno ya no le parece tan buena la idea. De esta manera deja de percibir una parte de la gran cantidad de dinero que consigue con este sector.
Es un poco lo que pasa en España con las energías renovables, se promueven y son amigables por parte de las instituciones, pero si la gente puede conseguir energía, de manera autónoma y barata del sol, como el gobierno no puede ilegalizar el sol pues intenta impedir que la fuente de obtención de esa energía sea barata, ¿cómo? Imponiendo tasas.

la cabra no se lo cree

Holanda ha optado por elegir un camino drástico en este aspecto. Si el lugar de referencia para cualquier cultivador, que busque unos buenos rendimientos en el cultivo de sus plantas, es el growshop, pues lo que ha hecho el gobierno es crear una ley conocida vulgarmente como ley growshop. Esta ley prohíbe la venta y uso de ciertos medios de cultivo que mejoren considerablemente los rendimientos de los cultivos. En donde tampoco se dan muchos datos sobre lo que se considera ilegal o legal para de esta manera conseguir simplemente determinar si algo es sospechoso o no según criterio personal.

De esta manera lo que se ha conseguido es que la mayoría de growshops del país cierren y que la gente decida que es mejor ir a los coffeshop que andar complicándose la vida en casa. Pues también se puede considerar delito ciertas maneras de cultivo, como tener las plantas con una fuente de luz artificial o similar. Esto no afecta solo a los cultivadores de cañamo, sino que afecta a cualquier otro cultivador que quiera cultivar cualquier otra planta con mejores condiciones. Ya que en un país como es Holanda a veces hace falta un poco de ayuda con la luz y el calor.

La moraleja final es que uno se da cuenta de lo poco que gusta la autonomía. Ser autónomo significa ser mucho más libre, y ser más libre significa ser menos dependiente. En este caso bueno, cultivar algunas plantas no es que sea lo más necesario para ser libre, pero combatirlo es un ejemplo más de tantos otros.










Enlaces de Naturalenda