miércoles, 25 de junio de 2014

Semillas de caléndulas

Las caléndulas son unas plantas con flores muy útiles, que pertenecen a la familia de las Asteraceae (también denominadas Compuestas). Familia a la cual pertenecen otras plantas comunes como las margaritas o los tagetes. Estos últimos vistos también en el post sobre como obtener semillas de tagetes.

flores de calendula

Se conocen también por otros nombres como: maravillas, botón de oro, reinilla... y podemos encontrar varias especies diferentes, siendo la más común y más fácil de encontrar la caléndula officinalis. Aunque si hay varias variedades que solo la naranja queda más bonito el jardín.

Que aporta positivo en el huerto urbano
Si bien es una planta más conocida por sus aportes medicinales, sus aportes en el huerto tampoco son nada desestimables. Su gran virtud es la lucha que lleva a cabo en el subsuelo contra los nematodos, impidiendo que estos parasiten a las raíces de nuestras plantas. Lo hacen ejerciendo una acción repelente que les hace alejarse del lugar. Aunque cuidado con esta virtud, pues también afecta a los gusanos buenos como las lombrices de tierra. Con lo que debemos tener cuidado con echar por ejemplo gran cantidad de restos de poda de caléndula al compostador si no queremos ver como todos esos gusanos también desaparecen.

Que nos aporta a nosotros
Los usos medicinales de esta planta son muy variados, usándose principalmente las flores para tratar problemas de piel. Como este blog no esta muy pensado tampoco como lugar de remedios médicos aún, me ceñiré a los buenos usos que le podemos dar como jardineros. Por ejemplo que su función curativa en la piel ayuda a cicatrizar heridas, desinflamar y desinfectar. Lo que nos puede venir muy bien como un rápido remedio si nos cortamos trabajando en el huerto y tenemos una mata de caléndula repleta de flores cerca. También si en nuestro jardín estamos muy expuestos al sol y nos quemamos podemos hacer una crema curativa con sus pétalos.

Como se saca la semilla
Para conseguir tener simiente de caléndula tenemos que esperar hasta que se seque la flor completamente. Estas, con su curiosa forma de gusanos enroscados se delatarán a si mismas en el momento de la recolección por su color marrón claro apagado. Primero la flor ira perdiendo sus pétalos quedando un gran bulbo verde que poco a poco se irá secando y tornando marrón, hasta poderlo deshacer sin problemas con las manos. Aquí en la foto estan los procesos: el pequeño capullo que empieza a surgir, la flor entera ya formada, con solo los estambres con las semillas verdes y la semilla formada ya completamente.

sacando las semillas de las calendulas

Cuando tengamos listos todos los pequeños gusanitos los dejamos secar un poco más al sol para que no cojan ningún tipo de hongo al envasarlos y quitamos un poco algunas hojas y flores que los acompañen si queremos un resultado más limpio.

semillas de calendula

Después simplemente los guardamos en un bote o en el envase que nos guste usar para guardar las semillas, apuntamos la fecha de recolección y ya lo tenemos listo para plantar a lo largo del verano para que empiecen a salir escalonadamente entre mediados y finales de otoño. Floreciendo nuevamente cuando llegué la primavera.

Es una planta muy rustica y muy sencilla de cultivar en cualquier tipo de situación, teniendo el problema de incluso volverse invasiva si no tenemos cuidado con las semillas y dejamos que se propaguen a su antojo. Asique mucho animo si os iniciáis con su cultivo.
Enlaces de Naturalenda