jueves, 15 de noviembre de 2012

Posos de café

Los posos de café son muy buenos como abono para las plantas de casa. Pues contienen muchos minerales todavía en su composición, además de otras muchas propiedades beneficiosas. Y su uso fomenta por otro lado la reutilización de este recurso, que si acaba en otros lugares provocan problemas, ya que son algo ácidos.

posos de cafe

Las buenas propiedades de estos posos se deben a que después del hervido previo todavía conservan muchos nutrientes y minerales que traían en origen. Por sus características acidificantes son buenos para las plantas acidofilas, pero no son buenos para ciertas plantas de carácter más básico. Asique hay que tener cuidado en su uso. Este factor hace también que si no se procesan adecuadamente sean un problema en los vertederos o en las depuradoras donde van a parar, porque acidifican el agua de los alrededores estropeando el ph natural de esas zonas. Además estamos perdiendo un abono muy valioso para muchas de nuestras plantas.

Los posos no se deben echar directamente en la maceta porque provocan que salgan hongos alrededor. Tal y como vemos en una foto de ejemplo. Si ponemos directamente los posos de café en la maceta al poco tiempo se llena todo de una capa de tono azul blanquecino. Esta capa hace que los tallos cercanos también se vean afectados por algo de podredumbre y además de la acidez que dan los posos a la tierra.

posos de cafe con hongos

Si os pasa este problema la solución es quitar toda la capa de tierra superficial y echar tierra nueva en su lugar. Y esa tierra que quitáis no la tiréis, echarla al compostador si tenéis, pues ya está en pleno proceso de conversión. Si no tenéis compostador se pueden dejar mezclados con tierra que no utilicéis y también se irán haciendo.

Asíque como conclusión, es mejor que no echéis los posos del café directamente en las macetas, así mismo tampoco los del té u otras infusiones. Ya que aunque sean productos que hemos hervido no significa que sean ya tierra utilizable, sino que deben ser primero digeridos por otros organismos antes, en este caso hongos, y seguramente después por lombrices. Si disponemos de un pequeño compostador o un cubo con tierra los podemos ir echando ahí y los hongos y demás microorganismos de la tierra se encargarán de ir descomponiendolos. Con la descomposición los posos pierden algo de la acidez que tienen en origen y se quedan con un ph más equilibrado y con todas las propiedades buenas para la tierra. Pero aún así son recomendables para plantas de carácter más ácido, como pueden ser: Hortensias, rosales, gardenias...

Como curiosidad leí una vez un articulo de un chico que usaba gran cantidad de posos de café para hacer sustrato para setas como los champiñones. Ya que parece ser que estás se adaptan muy bien a las condiciones de los posos. Aunque creo que también había que realizar un prepaso de esterilización de otros hongos.
Enlaces de Naturalenda