lunes, 5 de marzo de 2012

Trasplantar nepenthes

mi gata haru con la nepenthesNormalmente las nepenthes se compran en tiestos muy pequeños y si las tratamos bien suelen hacerse bastante grandes. Esto plantea 2 grandes problemas: Cuando la nepenthes crece necesita mayor cantidad de agua para mantenerse y el sustrato se seca antes por lo que hay que regarla más. El otro problema que plantea seguirla teniendo en un tiesto tan pequeño esque el riesgo de caída será mayor, puesto que aunque no lo parezca los jarros pesan bastante más que cualquier hoja de otras plantas.

Lo ideal es pasarlas a un tiesto de un tamaño algo más grande que el anterior pero tampoco pasarnos, ya que tampoco generará muchas raíces después. Si queremos hacer un terrario también podríamos aprovechar este momento y colocarla dentro. La foto primera me hizo gracia que lo primero que hizo la gata en cuando puse la nepenthes en el suelo fue acercarse a cotillear. Asique decidí cazarla con la cámara para que también saliera ella.

preparando la nepenthes para el trasplante
Para el trasplante el sustrato que utilizaremos no podrá tener ninguna clase de nutriente. Lo normal es utilizar turba rubia o fibra de coco. Ambas se pueden comprar sin problemas sin aditivos en la mayoría de viveros. Incluso, como se ve en la foto se pueden conseguir prensados que ocupan menos espacio y pesan muy poco. Si optamos por estos ladrillos debemos hidratarlos previamente para que cojan todo el agua necesaria para expandirse. Veremos que se vuelven del triple de tamaño en nada de tiempo, asique mejor probar con un cacho pequeño antes de echar agua por todo el ladrillo.
Después venden sustratos especiales para plantas carnívoras, pero para mi gusto son caros y no tienen nada de especial. Normalmente suelen contener lana de roca y algún aireante como perlita. Pero al especificarlo que es para carnívoras pues suele parecer mejor de lo que es.

sacamos la nepenthes de su tiesto
Cuando saquemos la planta del tiesto debemos tener cuidado de que salga de una pieza, ya que las carnívoras en general y este caso las nepenthes suelen tener raíces muy delicadas y es mejor que la tierra no se desmorone para el cambio. También a ser posible tener el otro tiesto con el hueco preparado para cuando coloquemos la nepenthes. Después ya con el cepellón metido podemos apretar un poco la fibra de coco o la turba utilizados para que se agarren bien. Y ahí está todo el misterio del trasplante de estas plantas, es simplemente realizarlo con mucho cuidado y utilizando el sustrato indicado. Sobre todo al acabar nada de poner abono, como mucho podemos darle una mosca en uno de los jarros. Pues del sustrato no toma nada más que agua y soporte. Al acabar también debemos poner un buen cuenco de agua para que vaya cogiendo de ahí toda la que necesite.

Para sujetar los tallos de la nepenthes y que sujeten mejor los jarros podemos coger una pinza y engancharos a un palo vertical. Así además le podemos dar forma a la planta y llevarla por donde queramos. Ya que aunque no lo suela poner por casi ninguna parte la mayoría de nepenthes que venden en los comercios son trepadoras.

le ponemos una pinza del pelo en el tallo

Enlaces de Naturalenda