lunes, 19 de marzo de 2012

Jardín de Berros

Tener unos ricos berros para la ensalada es muy fácil y no hace falta poner mucho esfuerzo para ello. Los berros en la naturaleza suelen crecer en agua prácticamente o en el borde de esta. Teniendo muy pocas necesidades sobre la temperatura ni sobre la intensidad solar.

La manera más sencilla para tenerlos en casa es poner un bol con guijarros o piedras y verter un sobre de semillas compradas de berros por encima de estas y echarle agua. Al cabo de unos pocos días empezarán a germinar las semillas y pasados un par o tres de semanas se podrán ir recogiendo las hojas tiernas y echándolas en la ensalada. Si se recogen con cuidado puede durar bastante el cultivo.

Como ejemplo pongo las fotos del bol que tengo yo, es de cristal transparente y lo he rellenado con arlita en este caso. Cada 3 o 4 días le suelo echar agua nueva, ya que se suele evaporar bastante, cuanto más superficie tenga el bol más decorativo podrá quedar pero hará falta estar más pendiente de rellenar el agua para que las raíces no se sequen, ya que se secarían las plantas. El resultado como se ve es muy decorativo, pudiéndolo poner en la mesa del comedor como centro de mesa.

Jardín de berros desde arriba

Jardín de berros perspectiva

Jardín de berros detalle


Enlaces de Naturalenda