miércoles, 17 de abril de 2013

Jardineras con cajas de frutas

Una solución para colocar plantas en nuestra terraza, patio, etc... es crear nosotros mismos los recipientes donde colocarlas, en lugar de comprar jardineras en la tienda. Ya sea porque en la tienda no tienen el tamaño exacto que buscamos, o por que nos guste hacernos a nosotros mismos las cosas, o por ahorrarnos la compra de jardineras grandes, que a menudo suelen ser más caras aunque sean de plástico. 

Las soluciones que muestro a continuación son muy económicas y rápidas de hacer. Todas ellas están hechas con las cajas de fruta que suelen dejar en la puerta de muchas fruterías cuando cierran. Estas cajas por lo general están perfectamente limpias por solamente haber transportado la fruta que contenían, y a no ser que alguna pieza se les haya estropeado en el viaje no tienen suciedad dentro. Yo siempre he pensado en porque no las reutilizarán para volver a transportar, ya que sobre todo las de plástico con un lavado podrían volver a reutilizarse como nuevas. Pero supongo que entre tanto intermediario no les compensará retomar cada caja a su dueño original. Lo bueno es que si las encontramos las podemos aprovechar para usos diversos, en mi caso podéis ver mi anterior post sobre cajas para hacer un compostador: Compostador casero

Volviendo a los usos: En este primer caso es una caja de porexpan usada para colocar fresales. La caja de porexpan tiene la ventaja de no tener agujeros, y además ser un material blando. Por lo cual viene muy bien para colocar plantas que necesitan mayor humedad en el sustrato sin preocuparnos de estar regando tanto.
Aún asi se le deben realizar agujeros de desagüe en un lateral para que no tengan exceso de agua si llueve mucho. Es mejor en el lateral que en el fondo, para que así siempre le quede una reserva de agua. Conviene colocar en el fondo arena, piedras o arlita para que el agua estancada no este directamente en contacto con el sustrato. De esta manera conseguimos a coste 0 una jardinera con reserva de agua.

jardinera de porexpan con fresales

Este segundo caso es una caja de madera con aberturas laterales, y tablas bastante fuertes, para aguantar el peso de frutas pesadas. Para darle algo más de vida útil se le pueden colocar dentro bolsas grandes de basura. y controlar por donde queremos que se vaya el agua haciéndole un agujero a la bolsa en alguna zona que nos convenga. En la foto la bolsa superior está bajada para ver mejor como está, pero esa bolsa va remetida por arriba para dejar vista la madera y que quede un aspecto más rústico.

caja jardinera de tablones jardinera de madera con calabacines plantados

Y en este tercer caso, se trata de una caja de madera cerrada a la que le he colocado una bolsa negra que la tapa por completo y a no ser que nos acerquemos a ella no desentona con los tiestos de plástico negro que están a su lado, y por tanto pasa desapercibido que es una caja de fruta. En esté caso, como está en en el suelo tiene colocado en la parte inferior un panel de porexpan para que cuando se friega no mojar la madera.

caja de cebollas con tomates descubrimos la madera de la caja

Las posibilidades que podemos crear son multiples. Según como nos queramos complicar podemos integrar perfectamente estos recipientes incluso como parte de la decoración exterior. Si tratamos la madera con algún lasur conseguiremos que dure mucho más. Yo en mi caso no lo considero necesario, ya que cuando pase su vida útil puedo acercarme a la frutería y coger otra. Espero que os sirva de idea para crear vuestros propios recipientes con el único gasto del tiempo que queráis dedicarle a ponerlos bonitos.

Enlaces de Naturalenda